19 de enero de 2015

EL BARÇA CAMPEÓN DE LA COPA DEL REY DE HOCKEY HIELO

El Fútbol Club Barcelona consiguió su quinto título de campeón de la Copa del Rey de hockey sobre hielo tras derrotar en la final al CG Puigcerdà por 6-2. Como se auguraba el torneo del K.O. de este año fue trepidante y la igualdad fue la clave en todos los partidos y, sobre todo, en las semifinales.

La primera semifinal, que enfrentó al campeón y al Txuri Urdin, fue un auténtico festival de goles. El equipo donostiarra llevó la voz cantante durante los primeros compases, lo que le permitió conseguir un parcial de 2-0 en seis minutos. Sin embargo, el Txuri pudo pagar no haber competido todavía en 2015 y tuvo un gran bajón de rendimiento. El Barça supo aprovecharlo y consiguió un parcial de 0-5, que les daba una ventaja de tres goles a falta 14 minutos para la conclusión. Sin embargo, el equipo vasco se recuperó y empató el partido con tres goles en apenas dos minutos. Al conjunto catalán no le afectó haber desperdiciado una diferencia tan grande a su favor y volvió a ponerse por delante. El Txuri no quiso que se le escapara el encuentro después de la remontada que habían tenido que hacer y de nuevo empató, enviando el choque a la prórroga. 

En el tiempo extra el Barça fue mejor. Acribilló una y otra vez la meta defendida por Horacek hasta que consiguió su premio. Íñigo Gainza enviaba a la red un faceoff ganado por Bauer y terminaba el partido. El Fútbol Club Barcelona estaba en la final.

Foto: Jaime Antoni

La otra semifinal dio cobijo a los dos equipos con mejor palmarés del hockey sobre hielo español: el anfitrión, el CH Jaca, y el CG Puigcerdà. El conjunto jaqués saltó al hielo conocedor de que debía jugar al 100% si quería derrotar a los ceretanos y eso lo plasmó en el juego. Fueron los únicos capaces de anotar en el primer tercio y en el segundo, pese a recibir un gol, consiguieron marcar otros dos, por lo que el resultado era de 3-1 a falta de 20 minutos para la conclusión. Además, Ander Alcaine había parado un penalti y el equipo estaba realizando una defensa excelente cuando el Puigcerdà se encontraba en powerplay, solventando su principal problema cuando se enfrenta al equipo catalán. 

Poco hacía augurar lo que ocurriría en el último tercio. Como sucediera en el encuentro de liga que cruzó a estos dos equipos dos semanas antes, Puigcerdà echó abajo la ventaja del CH Jaca, cuando el conjunto aragonés sufrió un bajón físico y de juego que hizo que desapareciera durante el último periodo. Los goles se sucedieron sobre la portería jaquesa sin reacción alguna. La maldición del anfitrión volvía a hacer acto de presencia, ya que el organizador de la Copa no gana, ni llega a la final de este torneo, desde que ya lo hicera Jaca en 2011.

En la final catalana el FC Barcelona fue muy superior. El encuentro tuvo muchas interrupciones y era normal que alguno de los dos equipos tuviera algún excluido durante la mayor parte del choque. Habiendo tenido tan solo 14 horas para descansar entre partido y partido, el CG Puigcerdà notó más el cansancio físico que los barceloneses, yendo de más a menos en el acoso sobre la portería de Carretero. El Barça fue muy efectivo en sus lanzamientos a puerta en el primer tercio consiguiendo dos goles, cifra que volvió a repetir en el segundo periodo, cuando ya se hizo con el total dominio del juego. Durante los últimos 20 minutos, Puigcerdà anotó dos de los cinco tiros que intentó, maquillando el resultado, pero el FC Barcelona también marcó una dupla de goles, proclamándose justo campeón de la Copa del Rey 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario