20 de diciembre de 2014

ESPAÑA SE VUELVE A QUEDAR CON LA MIEL EN LOS LABIOS

La selección española perdió en el último partido del mundial ante Croacia  por 2-3 y se tuvo que consolar con la plata. Al igual que ocurriera en el campeonato del mundo del año pasado, también disputado en Jaca en enero de 2014, los españoles cuajaron un torneo inmaculado hasta el último encuentro, quedándose con la miel en los labios.

Foto: J. Antoni
España comenzó el partido completamente desconocida. No conseguía hilar una jugada en ataque y tan solo se acercaba a la portería croata mediante esporádicos contraataques que no eran capaces de finalizar con disparos claros. El dominio de la pastilla era totalmente croata, que constantemente acechaba la portería de Nacho García. Fruto de ese dominio llegó el gol de los balcánicos en el primer tercio, que hacían que el choque se fuera 0-1 al descanso.


Durante el segundo periodo, las cosas no parecían mejorar. El “puck” seguía siendo croata y los de Lars Lisspers se desesperaban con el paso de los minutos. Esa desesperación se convirtió en un juego muy violento, que les hizo jugar hasta ocho minutos con un hombre menos sobre el hielo. De esta situación se aprovechó Croacia para aumentar su renta, que al término del segundo tercio ya era de tres goles.



Los primeros compases del último periodo hacían indicar que se seguiría la tónica del resto de partido. Sin embargo, con el paso de los minutos España se fue haciendo con el control de la pastilla y del partido. Consecuencia de este cambio de tercio en el encuentro llegó el primer gol de los anfitriones, obra de Oriol Rubio, máximo goleador del conjunto nacional  en este torneo. Ese fue el punto de inflexión a partir de el cual España se volcó completamente al ataque. Y dio sus frutos, ya que Nacho Vicente conseguía el segundo gol de los de Lars Lisspers en apenas dos minutos y se volvían a meter en el partido. Pero ya era tarde, y por segundo año consecutivo, el oro en el mundial de hockey sobre hielo de la división II grupo B se escapaba en el encuentro decisivo. 

En el resto de la jornada: Serbia venció en la prórroga a Bélgica por 3-2, adelantándoles en la clasificación y allanando el camino hacia el bronce de Australia, que si se imponía a Islandia, se haría con el último puesto del podio. El equipo oceánico cumplió ante el colista de la competición con un contundente 5-1 y consiguió el último metal.

España 2-3 Croacia
(0-1); (0-2); (2-0)

ESPAÑA: Gainza; A. García (0/1); Solorzano (0/1); Fuentes; M. García; González; Pantoja; Baldris; Hernández; Paul; Vicente-Cajaraville (1/0); Arrinda; Manero; Pous; Fernández-Pola; Álvarez; Cerda; Poch; Arbués; Rubio (1/0) -porteros- I. García (40/43); Varela

CROACIA: Jazbec; Plesko (0/1); Martinic; Kegalj; Janovic (2/0); Smolec; Jovic; Milicic (1/0); Milic; Platuzic; Stancic; Petrinsak; Novak; Matosic; Vukoja (0/1); Boric; Jarcov (0/1); Pavicevic -porteros- Rsandic (28/30); Ruzic

No hay comentarios:

Publicar un comentario